Primer Equipo
20 marzo, 2015

El canario toma rumbo a Coquimbo con la misión de dejar atrás los obstáculos

Coquimbo Unido y la Pampilla será el rival y escenario del nuevo desafío de San Luis de Quillota para este fin de semana. Los canarios intentarán seguir en la parte alta de la tabla trayéndose los tres puntos desde un reducto difícil y ante un rival complicado.

Sobre el rival de turno, el portero Fernando De Paul sabe de las complicaciones que trae jugar con un equipo que pelea su permanencia en la división.

«Es un equipo que esta peleando por algo, esta peleando por mantener la categoría, no le vienen saliendo las cosas muy bien pero de local la ultima vez le ganó a un rival durísimo como es Curicó. Hay que estar atento a los remates de media distancia y tratar de ser un equipo corto por los pelotazos de ellos. No debemos desesperarnos tantos y meternos en la cabeza eso porque va a ser peor»

El capitán Felipe Salinas no pudo estar la fecha pasada debido a la suspensión, pero con su posible regreso se puede ganar en altura, algo que identifica al juego de los piratas.

«Es una cancha en la que no se puede jugar por lo que se va a jugar en trazos largos. Nosotros vamos a aprovechar a los dos grandotes que tenemos arriba que andan bien y haciéndonos fuertes con nuestras armas y cuidándonos del juego aéreo que ellos explotan mucho» explicó el defensor canario.

El juego ante los coquimbanos se dará inicio a las 17:30 horas y contará con la conducción arbitral de Francisco Gilabert.